ESCALADA CONSCIENTE | Toni y Samantha nos guiaron con amabilidad, cuidado y atención a sentir las sensaciones del momento y a olvidarnos de alimentar nuestras autolimitaciones, a mi hijo y a mí.  A ambos nos sorprendió que no lidiáramos con la sensación de vértigo (*). Y para mí ha sido increíble que con mi sobrepeso de 30 kilos y mi absoluta falta de condición física pudiese subir esas paredes verticales.
Ahora me siento animado a hacer algo de deporte y seguir con ese mundo auténtico de la naturaleza. Y de la escalada.
Recomiendo que os hagáis fotos.

(*)Curiosamente, sí la sentí recordando la actividad en el sofá ¡Hay que ver! ¡Cómo nos engaña “La Mente”!

Fernando Comesaña Vigo - Pontevedra 18/06/2019

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies